MEDIDAS PROVISIONALÍSIMAS, PROVISIONALES Y DEFINITIVAS

MEDIDAS PROVISIONALES PREVIAS Y MEDIDAS PROVISIONALES O SIMULTANEAS

Las medidas provisionales son las que están destinadas a regular la situación de los cónyuges mientras se tramita su procedimiento de separación, divorcio o nulidad matrimonial y hasta su conclusión. Hay que distinguir dos tipos:

Las medidas provisionales previas o provisionalísimas son de carácter urgente y se solicitan con anterioridad a la presentación de la demanda de separación, divorcio o nulidad.

La demanda de medidas provisionales previas se dirige a los Juzgados de Familia o Primera Instancia del domicilio del solicitante, no siendo preceptiva la intervención de Abogado y Procurador, aunque si aconsejable para fundamentar de la mejor manera posible y con mayor garantía sus pretensiones.

Se celebrará una vista que concluirá con el dictado de un Auto de medidas provisionales que no es recurrible. A dicha comparecencia deberá acudir el cónyuge demandado asistido por su Abogado y representado por su Procurador. La falta de asistencia, sin causa justificada, de alguno de los cónyuges a la comparecencia podrá determinar que se consideren admitidos los hechos alegados por el cónyuge presente para fundamentar sus peticiones sobre medidas provisionales de carácter patrimonial.

Estas medidas tienen un plazo de caducidad de treinta días siguientes a la notificación del Auto si no se interpone la correspondiente demanda de divorcio, separación o nulidad.

Las medidas provisionales o simultáneas, son las que se solicitan en el momento de la presentación de la demanda.

Entre las medidas que se pueden solicitar y que debe acordar el Juez se encuentran las siguientes:

  • Guarda y custodia de los menores.
  • Régimen de visitas.
  • Uso del domicilio familiar.
  • Contribución a las cargas del matrimonio
  • Señalar, atendidas las circunstancias, los bienes gananciales o comunes que, previo inventario, se hayan de entregar a uno u otro cónyuge y las reglas que deban observar en la administración y disposición, así como en la obligatoria rendición de cuentas sobre los bienes comunes o parte de ellos que reciban y los que adquieran en lo sucesivo.
  • Determinar, en su caso, el régimen de administración y disposición de aquellos bienes privativos que por capitulaciones o escritura pública estuvieran especialmente afectados a las cargas del matrimonio.

MEDIDAS DEFINITIVAS

Tanto en un procedimiento de separación como de divorcio, ya sea de mutuo acuerdo o contencioso, deben regularse una serie de medidas, que coinciden con las que se pueden adoptar como medidas previas o provisionales.

A continuación vamos a comentar con mayor profundidad las mencionadas medidas.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google. Para más información consulta la Política de Privacidad y Términos del Servicio de Google.