Se considera alimentos todo lo indispensable para el sustento, habitación, vestido, asistencia y médica. Los alimentos comprenden también la educación e instrucción del alimentista, mientras sea menor de edad y aún después, cuando no haya terminado su formación por causa que no le sea imputable.

Obligados a darse alimento

Están obligados recíprocamente a darse alimentos:

  • Los cónyuges.
  • Los ascendientes y descendientes.

Los hermanos sólo se deben los auxilios necesarios para la vida cuando los necesiten por cualquier causa que no sea imputable al alimentista, y se extenderán en su caso a los que precisen para su educación.